Según nos cuenta la tradición, el nombre de la patrona de Madrid se debe al lugar donde se encontró su imagen, en la «Almudayna» (ciudadela) musulmana.

Antes de que Madrid se llamara Madrid, o incluso antes de que se llamara Mayrit, existía una aldea visigoda que rendía culto a imágenes cristianas, en concreto a una figura de la virgen supuestamente traída a España por el mismísimo Santiago Apostol. Estos «premadrileños» cristianos sintieron miedo ante la inminente llegada de las tropas moras, por lo que decidieron esconder la imagen antes de que la profanasen.

Efectivamente en el año 856 se construyó el Alcazar de Mayrit, y por tanto durante casi dos siglos Madrid fue musulmana, hasta que las tropas de Alfonso VI la reconquistaron para la cristiandad en el 1083.

El milagro y la leyenda de la muralla

Estando Alfonso VI en Madrid, tuvo conocimiento de esta supuesta figura de la virgen que estaba escondida, por lo preparó una procesión para encontrarla alrededor de la muralla de la «almudayna».

Cuenta la leyenda además que una niña debía conocer la localización exacta, debido a que tan importante conocimiento había pasado de generación en generación. Pero quiso el infortunio que la niña, que era muy pequeña, lo había olvidado, y que su madre había muerto.

El Rey, enfadado por la situación, juró que encontraría la Imagen aunque tuviera que destruir toda la muralla buscándola y aunque eso supusiera la fácil entrada y saqueo de las tropas musulmanas (hay que decir que el Rey tenía otras ciudades más importantes a las que prestar atención).

La niña estaba asustada, no quería vivir de nuevo bajo dominio musulmán, por lo que rezó y rezó, hasta que, durante la procesión alrededor de la muralla, se obró el milagro:

Se vislumbró la figura de la Virgen. Una parte de la muralla se abrió súbitamente, volando sus rocas, y  la figura quedó iluminada con las mismas velas que se le habían puesto hacía siglos.

Naturalmente esta imagen se trasladó a la cercana iglesia de Santa María (hoy solo quedan ruinas) que pasó a llamarse de la Almudena, hasta la construcción de la actual Catedral de la Almudena. Desafortunadamente la imagen que hoy se conserva en la catedral es una talla del siglo XV, pero siempre nos queda la historia, la leyenda y la tradición.

Festividad de la Almudena: 9 de Noviembre

BIBLIOGRAFÍA:

  • Atlas Ilustrado de la Historia de Madrid – Pedro López Carcelén
  • Hidden Madrid – Mark and Peter Besas
  • Guía de los Edificios Religiosos del Madrid de 1868 – Jose Ignacio Pozuelo
  • Iglesias de Madrid – Pedro F. García y Agustín F. Martínez

0 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.